Un paseo por San Lorenzo del Escorial

Escrito por Hector el 06/09/2011 09:04

Sin ser una ciudad de playas y mar, Madrid es una excelente elección para el verano y es quizás éste  el mejor momento para visitarla y recorrer sus alrededores, ya que las multitudes y atascos son menos frecuentes que en otra época del año.

Madrid ofrece opciones para todos los gustos: culturales, gastronómicas, de ocio, de diversión, de compras y un buen surtido de escapadas interesantes a pocos kilómetros del centro.

Una excelente decisión es hacer un paseo por San Lorenzo del Escorial en un viaje de unos 50 kilómetros al noreste de Madrid que puede demandar no más de 40 minutos en auto. Éste es uno de los municipios más emblemáticos de la Comunidad de Madrid por su historia, su interés turístico y su enorme riqueza cultural y monumental.

En el mismo centro de la Sierra de Guadarrama, San Lorenzo del Escorial sobresale por su patrimonio arquitectónico exclusivo donde El Escorial es una de las visitas más recomendadas, sin embargo la ciudad ofrece muchos otros sitios de interés, un entorno natural privilegiado y una inigualable propuesta cultural.

También la gastronomía de esta zona se convierte en otro de sus atractivos, famosa por sus carnes asadas y por los singulares lugares monumentales donde se sirven.

Conjunto monumental

El conjunto monumental de El Escorial, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1984, se encuentra dentro del pueblo por lo que para recorrerlo no hay necesidad de grandes desplazamientos, se pueden conocer todo caminando. Componen el conjunto que representa el poderío español del siglo XVI: La Basílica, El Palacio de los Borbones, El Palacio de los Austrias, Los Panteones, Los Museos, La Biblioteca y Las Casitas.

Formando parte del trazado urbano de San Lorenzo del Escorial también se hallan la Casa de los Infantes y la Reina, el Coliseo de Carlos III, casas, palacetes y el Euroforum donde se imparten los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid que funciona en la antigua Casa de las Familias de Infantes.

No hay que regresar a Madrid  sin antes recorrer el entorno natural de gran belleza de San Lorenzo del Escorial como La Herrería y el Pinar de Abantos.

 

 

Catedral de la Almudena

Escrito por Max el 23/11/2009 08:52

Un recorrido místico

Catedral de la Almudena

Catedral de la Almudena

Por las calles de la ciudad de Madrid los edificios seducen a los transeúntes, convocan a su recorrida, porque hay detrás de ellos, historias, misterios que se desatan y comienzan a desgranar las historias más importantes de España. Alcanza con acercarse a cualquier caseta de turismo para que las guías nos marquen al menos cinco bonitas construcciones por dónde comenzar.

Así las cosas, uno puede llegar a conocer lugares tan maravillosos e impresionantes como los que hemos recorridos con mi grupo en un fin de semana por las calles navideñas. Pero una de las mejores imágenes me la llevo de la Catedral  de la Almudena, que a poco de ingresar; sentí una sensación que me devolvió el alma al cuerpo.

¿Es una de las más antiguas construcciones?
Aunque fuera fácil pensar que esta Catedral ha sido parte de los inicios de la ciudad de Madrid, es conocido, que sus cimientos no fueron decididos hasta mucho después de otras obras y no fue hasta 1944 que se terminaron de resolver sus conflictos de continuidad y se dio lugar a un concurso donde comenzaron a trazarse sus actuales fachadas.

Consagrada por El Papa. Desde hace muchos años, ha sido consagrada por ser la primera catedral que el papa Juan Pablo II consagró fuera de Roma, desde entonces su peregrinar de fieles y visitantes se ha multiplicado, pero desde siempre fue considerada una de las catedrales más importantes del mundo.

Una recorrida interior
Silencio, un poco de oscuridad y el caminar de fieles, peregrinos y curiosos os llaman la atención, no por su bullicio, porque al pasar por distintos puntos de la recorrida, guardan el más sepulcral silencio. Todo en el interior de la Catedral de la Almudena es místico y su estilo gótico interior invita a la reverencia.

Detrás nuestro comienza a sonar el órgano catedrático que anuncia que la misa de las 19hs del día domingo está por dar comienzo. Os veo acomodarse a varios pequeñines delante del altar de la virgen de la Almudena (patrona de Madrid) y decir unas cuantas frases entre balbuceos y rezos que despierta una especial ternura, atrás de ellos quedan las escaleras laterales que permiten acceder hasta él.  Las imágenes que acompañan el altar, trabajadas en madera, convierten la escena en única e irrepetible.

Emplazada en pleno centro
Fácil de llegar. Es muy sencillo estar frente a sus puertas, y se puede ver sus puertas de ingreso desde la Plaza de la Armería. Si tenéis la oportunidad de hacer una visita guiada, seguramente la guía os explicará que su ubicación Norte- Sur se debe por ser parte del conjunto del Palacio Real.
 
Cuando uno viaja a ciudades tan cosmopolitas, lo recomendable es alojarse en las zonas céntricas. Hay excelentes ofertas de Hoteles en Madrid que pueden estar acorde con su presupuesto y permitirle hospedarse en las principales arterias. En caso de que deba trasladarse hasta el centro, para llegar a la Catedral, puede coger las líneas 2 y 5 del metro Opera. Desde afuera podréis notar su magnitud y su alteza junto a otras edificaciones. Recorredla y dejarse atrapar por su silencio, os seguro convertirá la experiencia en única.

Museo Nacional de arte Contemporáneo

Escrito por Max el 26/10/2009 08:10
Museo Nacional de arte Contemporáneo

Museo Nacional de arte Contemporáneo

Estamos en el Triángulo de oro del arte: allí convergen el Museo de Arte Contemporáneo (inaugurado por los Reyes Carlos y Sofía en 1992), el Museo del Prado y Thyssen Bornemisza, en el corredor que habitualmente se conoce como Paseo del Prado, muy cerca de las estaciones de trenes de Atocha.

Hasta aquí llegamos para conocer con vosotros uno de los Museos dedicados a la promoción y conocimiento de madrileños, viajeros y todos los amantes del arte moderno. Allí se exhiben, enseñan y ponen al servicio de todos los ojos del mundo colecciones inigualables: las obras de Picasso y Dalí están entre las colecciones.

Curiosidades

Pero además en las instalaciones de este Museo podemos encontrarnos con una de las bibliotecas más completas de Madrid: 100.000 libros especializados en arte que se complementan con 3500 grabaciones sonoras y cerca de 1000 videos. Todos de acceso libre.

Pero además de una excelente colección de arte, entre las que el Guernica es sin dudas la más apreciada y visitada entre las que se alojan en el interior, una vuelta por el Museo nos llevará hasta una de las nuevas remodelaciones que se ha realizado el arquitecto francés Jean Nouvel: un extraordinario restaurante de comida mediterránea emplazado en las instalaciones para que el placer del arte nos sorprenda por todos los sentidos, con un sinfín de platos de todo el mundo.

Cómo llegar
El Museo se encuentra en la Calle de Santa Isabel, 52. Puedes llegar en tren, y luego acercarte caminando desde la Estación de Atocha-RENFE. Existe hasta finales de este año el descuento especial de un 50% con la promoción “Tren Arte”. En metro podrás llegar a através de: línea 1 (estación: Atocha) y la línea 3 (estación: Lavapiés).

Qué conocer
El Museo está abierto de lunes a sábados de 10 a 21 hs. Los domingos permanece abierto de 10 a 14.30. Teneis cuidado que este es el único museo que abre los días lunes, pero los días martes está cerrado, con lo cual será necesario programar otra visita. El precio de las entradas varía entre 3, 01 euros o 1, 50 para estudiantes
Posee una colección permanente que está albergada en dos pisos: el piso dos y el cuatro, distribuído de esta manera, para separar las vanguardias artísticas: la primera va desde los inicios del  Siglo XX – hasta 1939, el fin de la guerra civil – y la segunda, correspondientes a las obras contemporáneas  retoma desde el 1939 hasta nuestros días.

Entre las obras que no pueden dejar de visitarse:

  • Retrato de sonia de klamery, condesa de pradére (1913) óleo sobre lienzo (187 x 200 cm.)Anglada Camarasa
  • La tertulia del café pombo (1920) óleo sobre lienzo (162 x 211.5 cm.),Solana
  • Violín y guitarra (1913) óleo sobre lienzo. (81 x 60 cm) Juan Gris
  • Mujer en azul (1901) óleo sobre lienzo 133 x 100 cm. Picasso
  • Naturaleza muerta (los pájaros muertos) (1912) óleo sobre lienzo. (46 x 65 cm.), Picasso
  • Guernica (1937) óleo sobre lienzo (349 x 776 cm) Picasso
  • Escargot, femme, fleur, toile (1934), Miró
  • Paisaje (1976) técnica mixta: acrílico y cera sobre lienzo. (130 x 194 cm) Miró

Madrid histórico

Escrito por Max el 09/10/2009 08:38
Turismo en Madrid

Turismo en Madrid

Un recorrido por Madrid histórico es sin dudas, un paseo por la parte de la historia que todos hemos ido conociendo, aunque a veces, es interesante ahondar un poco más de los lugares que cruzamos, vemos y no reconocemos o que simplemente están ahí delante nuestros, listos para ser descubiertos. Sucede a veces que si programamos un recorrido, o ponemos todos nuestros sentidos en escuchar sus historias, parecieran que son parte más importante de las visitas.

Habiéndome dado cuenta que en los días de viaje, había pasado por varios lugares que tenían fachada, placas, o simplemente me llamaban la atención, decidí contratar en el hotel una excursión a Madrid histórico, un recorrido hacia el interior de las calles de Madrid, que bien vale la pena.

Arrancamos por la Casita del Pescador, ubicada en el Parque del Retiro esta construcción es una de las pocas que quedan de las que por la época de la corona adornaban los jardines privados. Mandada a construir por el Rey Fernando VII, fue parte de un espacio de descanso. Su  belleza en el medio del entorno acuático resplandecen entre la vegetación del parque y es un placer conocer su historia.

Caminando por el Paseo de los Recoletos nos encontramos con El Convento de San Pascual. Nada queda ya del edificio original que fuera fundado allá por el 1680 para las hermanas descalzas de San Pedro, pero la magnificencia de su fachada se destacan en el medio de la cuadra, que ahora nuevamente han vuelto a habitar las religiosas.

En las inmediaciones del Paseo de la Florida, nos encontramos con la Estación del Norte, cuyo nombre se debe a que fue construida por los ferrocarriles franceses denominados Compañía de Ferrocarriles del Norte como punto central de una línea de tren que unía Madrid con la frontera francesa a través de Castilla León, Asturias, Cantabria y el País Vasco. Se está estudiando actualmente la opción de convertir esta mega estructura en un espacio de arte y ocio que permita rescatar su arquitectura, su historia y los sonidos que el paso del tiempo ha ido dejando.

Otra opción interesante en la Calle del Sacramento 3 y 5, c/v Calle del Rollo, 5 es el Palacio del Conde O’ Reilly que por allá por finales del 1700 se construyó como lugar para las religiosas del convento del Santísimo Sacramento, – ubicado en la misma manzana- actualmente se puede apreciar la Iglesia al final de la calle. Desde el exterior se puede apreciar la fachada original que es lo único que ha quedado en pie de entonces y las piezas originales que componen a la decena de balcones que dan al frente y que tan bonito lo hacen lucir.

Así se suceden a lo largo de la calle, de los paseos, de las avenidas, diferentes construcciones que han sido parte de la historia y que aún hoy, relatan el paso de diversos momentos que han ido conformando la fisonomía de las calles de Madrid.

Un día de paseo por Madrid

Escrito por Max el 07/10/2009 08:34
Palacio de San Lorenzo del Escorial

Palacio de San Lorenzo del Escorial

Después de dos semanas en Madrid y de muchísima aventura decidí comenzar a organizar nuevos rumbos, como por mi trabajo sólo tenía un día o a lo sumo dos, me propuse arrancar mi cobertura del mapa español, por los alrededores de Madrid.
Fue así que mientras buscaba, me encontré con que a media hora de Madrid por carretera está El Escorial, donde se encuentra el Palacio de San Lorenzo del Escorial, Patrimonio de la Humanidad. Fue así que me fui hasta la Estación Ferrocarril Atocha y me tomé la RENFE C8A (también se puede viajar en los colectivos que salen desde el Intercambiador de Moncloa)
La llegada
No me costó para nada conseguir una buena habitación de Hotel a precio razonable. Hay importantes ofertas en toda época del año. Supuse que aunque estaba tan cerca de Madrid, por las dudas –y bien hice- iba a reservar una pieza para salir temprano al otro día luego del desayuno.
Recorrer este Municipio fue un placer que no dejo de recomendar… sus calles, su gente, su asombrosa limpieza… son sin dudas uno de los secretos mejor guardados a metros de la capital. Encallado en las laderas meridionales del Monte Abantos, lo que le da sin dudas una imagen de paisaje incomparable, pero que a la vez ha ido condicionando su crecimiento.

La principal obra que da nombre al lugar, es el Monasterio. Su fachada, su magnitud y su conservación hacen de esta obra algo maravillosamente único e irrepetible. Uno puedo pasarse horas observando sus entradas, sus salidas, sus secretos sin por ello poder recorrer todos los recovecos que de alguna manera conforman la integridad de uno de los principales monumentos renacentistas de España con una superficie de 33.327m2.

Para poder reconocer sus misterios completos, es necesario recorrer los 16 patios con jardines que se van sucediendo a lo largo de los 13 oratorios y los 15 claustros, como curiosidad para poder comprender sus dimensiones alcanza con decir que tiene más de 2500 ventanas.

Al salir de aquella inmensidad y antes de que caiga la tarde, me hago una escapada hasta la famosa Silla de Felipe II, donde de año a año y de centuria en centuria, la leyenda ha ido descifrando que se trata de un canchal de granito en el medio del espacio natural protegido del Paraje Pintoresco ubicado en el  Pinar de Abantos, a unos 2,5 km al sur del centro, donde se sentaba el monarca para ver el avance de las obras del Monasterio, otras historias dicen que pudo haberse tratado de un altar de ofrendas. Sin pensarlo me voy hasta allá. Por un momento me voy de viaje hacia el pasado, hacia la nada, y me detengo junto a Felipe a ver su magnífica obra, lo miro y cuando voy a felicitarlo, desaparece de mi vista y me encuentro con un paisaje inimaginable.

De regreso al Hotel, me quedo pensando en cómo es posible que la historia nos siga regalando tanto, como el legado de las generaciones nos permita conocer, y disfrutar de verdaderas obras de arte.