Parque del Retiro II

Escrito por Max el 23/09/2009 08:23

Un paseo a remo

Recorrer Madrid, descansar y renovarse para continuar. Es sin dudas la consigna que nos ofrece en el medio de la ciudad El Parque del Retiro. Para los que aman manejarse solos y en transportes públicos, esta es una verdadera opción, ya que es muy fácil llegar y está a poca distancia de varias estaciones de Madrid

Las caminatas son de lo más placenteras en el parque del retiro, y llevar un paso tranquilo y la vista expectante nos permitirá descubrir inmensas maravillas: fuentes, figuras hechas de arbustos, estatuas de piedra, y sin fin de imágenes que quedaran en nuestras pupilas.

Pero si algo descubre lo mágico de este parque es el lago artificial en el que cientos de visitantes dejan librado su tiempo para que el agua calme las horas con su devenir. Algunos enamorados se dejan conquistar por el sonido de un saxo que se apodera de los espacios… mientras se miran, detrás de ellos, los payasos entretienen a algunos niños que corretean entre las mesas del café.

Parque del Retiro

Parque del Retiro

Ya en bote, es posible recorrer el lago de Norte a Sur, encontrando de orilla a orilla tesoros culturales, pero nada deslumbra tanto como el Palacio de Cristal. A sus pies, una escalera se abre para permitirnos un acceso desde el lago que mágicamente se sumerge en su interior. Castaños de la India rodean el edificio reviviendo romanticismo de todas las épocas y convirtiendo la imagen en una verdadera postal, que combina imagen y arte al ser utilizado como centro de las principales muestras de arte.

Sobre el final

La recorrida en bote dura entre una hora y una hora y media. Después se puede optar por hacer una última caminata por el Paseo de las Estatuas, donde se erigen obras dedicadas a todos los monarcas de España durante el reinado de Fernando VI. Varios artistas fueron los autores de estas obras que como inicial destino iban a estar emplazadas en la cornisa del palacio. Cuenta la historia que las mismas fueron acomodadas en el Paseo porque la reina tuvo un horrible sueño en el que todas las estatuas se derrumbaban sobre ella quitándole la vida.

Comienza a caer el sol sobre las crestas de los árboles y poco a poco el sonido de las aves que buscan su refugio entre las copas, comienza a silenciarse. Los últimos visitantes descienden de los botes, las puertas de los palacios se van cerrando y las luces de las fuentes cobran vida.

Del otro lado, duerme el parque del retiro, a la espera de que otro día amanezca en la ciudad de Madrid y cientos de visitantes guarden un trozo de su día para recorrer sus calles. Madrid seduce con todos sus encantos.

Parque del Retiro I

Escrito por Max el 19/09/2009 04:15

Cuántas cosas hiciste en esta preciosa ciudad Europea desde que llegaste. Si es así, Madrid tiene tantas cosas para ver que uno quisiera hacer todo en un día, pero hay tantas que es imposible.

Mientras damos el último sorbo al café negro del desayuno, el mapa nos muestra un itinerario extendido y hay marcas por todos lados.

El bus nos espera en la puerta: revisamos el bolso: ticket de ingreso, cámara de fotos, agua mineral, algunas galletitas y caramelos para calmar la ansiedad, no olvidarse de dejar la llave en la conserjería del Hotel, gafas para el sol. Todo listo. Qué precioso recorrer Madrid. Un museo, una galería de arte, el guía nos recomienda hacer un parate entre obra y obra para luego seguir observando.

Al mediodía cuando abandonamos el recorrido turístico necesitamos un poco de aire, una bocanada de verde y paz… pero Madrid como toda ciudad capital turística está preparada para darnos ese respiro: El Parque del Retiro, con su frondosa vegetación, sus paseos y avenidas, nos propone una caminata por todos sus parques y paseos que sin dudas nos transporta a una sensación de calma y tranquilidad.

Parque del Retiro

Parque del Retiro

Emplazado en el elegante distrito de Gerónimo, las 118 hectáreas que conforman El Parque del Retiro conforma desde 1630 aproximadamente un pulmón en el centro de la ciudad de Madrid, que antaño fuera un lugar de esparcimiento y recreación de la familia real, abrió sus puertas al público hace aproximadamente 150 años.

Puertas adentro: de a pie

Calles iluminadas de sol, veredas sembradas de verde, árboles repletos de hojas franquean el camino de cada visitante. Almas sedientas de silencio se incorporan al paisaje.  La visita tiene varios recorridos, y se pueden contemplar desde uno de los rosedales más deslumbrantes de Europa, hasta navegar en las aguas calmas de su lago.

La caminata puede comenzar en una vuelta por La Rosaleda del Retiro, una de las obras de arte más impactantes de todo el Parque. Emplazada en el Parque del Oeste de Madrid, la Rosaleda se convierte el espacio en un atractivo único, donde para su reconstrucción fueron transplantadas 4000 rosas nuevas.

Una breve caminata desde la entrada norte y estamos en uno de los puntos de encuentro más importantes del Parque: La Ría. En este punto, ciclistas, caminantes y patinadores dan rienda suelta a sus habilidades. Por la tarde es posible disfrutar en ese punto de algunos shows musicales y diferentes artes circenses.

Desde la Calle Alfonso XII se puede ingresar al Parque a través de la Puerta de España, uno de las obras artísticas más espectaculares. Cuando estés caminando por aquí podrás apreciar la magnificencia de una obra, una vez que atravieses la misma, te encontrarás en el paseo Argentina (los paseos tienen nombres de Países de Centro y Sudamérica), que te llevará derecho al estanque. Allí podrás disfrutar de un rico café o si todavía tienen algunas galletitas es especial para una pausa que nos cargue de energía para mucho más.