Apartamentos Madrid: la mejor forma de alojamiento

Escrito por Carmen el 14/11/2011 11:17

Madrid es la capital española y la ciudad más importante del país culturalmente. Los amantes del arte seguro que repetirán la visita a esta ciudad, ya que en ella se pueden encontrar obras como Las Meninas, de Velázquez; La maja desnuda, de Goya, o El jardín de las Delicias, del pintor holandés El Bosco, todas ellas en el Museo del Prado. Pero, además de este museo, encontramos otros dos de gran importancia: el Museo Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía. Los tres museos están muy cerca, por lo que lo mejor es alojarse en algún apartamento en Madrid cerca del Triángulo de Oro.

Sin embargo, hay quien viene a Madrid a disfrutar de la fiesta y de la buena gastronomía, por lo que no le interesará tanto alojarse cerca de los grandes museos, sino más bien cerca de la Plaza del Sol. Una de las zonas más animadas es Huertas, muy próxima a Sol, que es uno de los sitios favoritos para salir de los turistas y los estudiantes extranjeros. Malasaña, antigua zona de la “movida madrileña”; Chueca, el llamado “soho” madrileño, o Torre de Europa, la zona más “cool”, son otras zonas ideales para alquilar un apartamento si eres un fiestero…

Si, en cambio, vas de turismo por Madrid con tu familia, la mejor opción es, sin duda, buscar uno de los mejores apartamentos en Madrid cerca del Parque del Retiro. Se trata de una de las zonas más tranquilas y, si hay niños pequeños, se lo pasarán en grande por este emblemático parque lleno de sorpresas. Podrás coger una barca por el lago delante del monumento a Alfonso XII o pasear pro la hermosa Rosaleda, creada en 1915.

¡Disfruta de tus vacaciones en Madrid y encuentra tu apartamento ideal!

El nuevo Mercado de San Antón

Escrito por Hector el 28/06/2011 09:56

 

Mercado de San Antón

En pleno corazón de Chueca, el barrio más colorido de la ciudad de Madrid y luego de más cinco años de obras, vuelve a abrir el mítico Mercado de San Antón.

Para alegría de muchos y tristeza de otros, ya no es el mercado tradicional que funcionó casi toda la vida en el barrio, sino que el espacio se muestra totalmente renovado, dividido en tres alturas con tres conceptos diferentes de compras, reuniendo en cada uno de ellos tradición y modernidad.

Ahora en el Mercado de San Antón vamos a hallar diferentes conceptos en un  mismo edificio: mercado,, cooking show, restaurante y local de copas. Es decir espacios múltiples al mismo estilo de los mercados que se imponen en el mundo con su nuevo concepto.

Acudir al Mercado de San Antón permitirá adquirir los productos frescos de primera calidad, pero también detenerse a compartir una charla, tomar un aperitivo, disfrutar una buena comida  o contemplar los productos expuestos. Todo sin tener que acudir a otro lugar.

El Mercado de San Antón no sólo cambió por dentro, sino también por fuera. Los materiales empleados en la recuperación de los más de seis mil metros cuadrados, responden a un nuevo modelo sostenible. Dispone de un enorme lucernario que permite el ingreso de la luz natural, el piso es de basalto fundido y las paredes de ladrillo macizo de tejar.


Tres plantas, tres conceptos diferentes

 

Mercado de San Antón

La primera planta acoge los puestos típicos de cualquier mercado: carnicería, charcutería, panadería, pescadería o congelados. La diferencia está en la presentación de las tiendas, no son las comunes a la que estamos acostumbrados, sino que ofrecen una gama de productos variados, diferentes y de altísima calidad al verdadero estilo gourmet.

La segunda planta está destinada a la degustación y restauración, es una original zona que rodea todo el edificio pero deja a la vista la primera planta. Aquí se puede hallar de todo un poco, como una vinoteca amplia, local de comida griega, italiana, ostrería, salazones, sushi para comer en el lugar o llevar a la casa, batidos o pastelería. Aquí se alimentan todos los sentidos, tomas un aperitivo y disfrutas de las ofertas culturales de la sala de exposiciones.

Por último en la parte superior hallamos la zona de restauración y copas, un espacio que ya se está convirtiendo en todo un básico de la noche de Madrid. En el restaurante-terraza la Cocina de San Antón puedes comer como en casa pero sin tener que cocinar. Se puede elegir los productos del mercado, cualquiera sea y llevarlos para que lo cocinen allí mismo.

Sin dudas el Mercado de San Antón ya se sumó a la gran oferta de compras y ocio que tiene la ciudad de Madrid.