Restaurante Botín, el más antiguo del mundo

Escrito por Hector el 08/02/2011 09:02

Restaurante Botín

Madrid es Madrid, por eso es que tiene esas cosas que te dejan impresionado y en este caso estamos hablando del restaurante más antiguo del mundo. Y no se trata precisamente de un slogan publicitario, cuando lo conoces te das cuenta que no tiene mucha necesidad de eso, lo dicho está acreditado en el certificado otorgado por el libro de los Records Guines.

El  sitio existe desde hace tres siglos.  Según parece el Restaurante Botín comenzó a funcionar en el año 1725, por lo que con justicia es considerado el más antiguo del mundo, además desde entonces no ha dejado de servir los mejores platos a clientes nacionales y extranjeros.

Es que por sobradas razones se convirtió en el lugar de encuentro obligado de cualquiera que quiera conocer el sabor más castizo de la ciudad, lo más típico es el cochinillo y el cordero. Pero no sólo la comida es lo importante aquí, tienes que hacer un recorrido por sus instalaciones, pues su verdadero encanto está guardado en su interior, sobre todo en las plantas superiores a las que se accede por una escalera estrecha por donde se va viendo las entrañas del local y por donde es fácil cruzarse con algún personaje conocido.

Restaurante con historia

Está situado en el Madrid de los Austrias, Calle de los Cuchillos 17, a un paso de la Plaza Mayor y fue construido sobre una antigua bodega de techos abovedados del siglo XVI.

En esta dirección se estableció el cocinero francés Jean Botín, junto a su esposa asturiana. El matrimonio Botín falleció y no dejó descendencia, desde entonces se hizo cargo un sobrino de la esposa, Cándido Remis. Por esa razón es que el negocio lleva el nombre de: Sobrino de Botín.

Restaurante Botín

Hay que recordar que en sus comienzos Botín era considerado como una Casa de Comidas, pues como “Restaurante” sólo se conocían a los locales exclusivos que emulaban a los de París.

Su cocina española y castellana se distingue por elaborar recetas tradicionales, de manera artesanal y natural. Los platos más representativos son el cordero y el cochinillo asado que se prepara en el viejo horno de leña.

Grandes y conocidos personajes del ambiente artístico y cultural han pasado por el Botín que hoy tiene una capacidad aproximada de 240 plazas, repartidas en 5 salones y una bodega del siglo XVI.

Ya sabes, sobre todo si eres amante de los platos castellanos, debes ir al menos una vez a este clásico Restaurante Botín y darte el gusto de saborear alguna de sus especialidades. Es  el más antiguo del mundo y está en Madrid.